Mi nombre es Jaime Pérez, soy sevillano y soy fotógrafo.

Mis primeras aproximaciones a esta pasión laboral se remontan aproximadamente a 1993, con unos 15 años, momento en el que hice mi primer curso de fotografía de la mano del Maestro Manolo Flores de Sevilla, que aparte de a manejar una reflex y a modular brevemente luces de estudio, me enseño a ver en segmentos de nanómetro. Fué sin duda el rayo de luz que me transmitió el amor y la pasión por el arte de pintar con espectros.

A ese primer curso de fotografía siguieron algunos otros, para, por fín, formalizar mi vocación haciéndome técnico en laboratorio de imagen en el instututo Nestor Almendros de Tomares, de la mano de mi otro gran Maestro, Emilio Sanz, abstracto conceptor de fórmulas magistrales y depositario de técnica y óptica fotovoltaica y blanca.

Empecé en todo esto con el olor del revelador, el fijador y el paro, en el cuarto oscuro, con la magia de la aparición en el papel de siluetas que poco a poco se formaron hasta generar un extrapolado mundo digital, dónde se permite disponer de esa química ancestral en formato pixel para capacitarnos a concebir la ilusión visual del concepto sin ataduras formales.

Me gusta mi trabajo, me transpasa, quiero vivir tomando prestados los momentos y lugares que por mi entorno pasan para sentirme vivo refractando el mundo y la luz de sus gentes. Gran parte de mi trabajo consiste en observar, tanto los escenarios y personas, como la luz que les da forma e interactúa. Componer, buscar masas y contrapesos en cada disparo para resumir la realidad holográfica circundante y el sentimiento que eteréo flota en el aire para formar un conjunto de sinfonía coherente. Tengo sin duda una búsqueda, la del sentimiento y la emoción de cada uno que, desde dentro, se refleja, como el espejo del alma. Estar preparado para ese instante es mi taréa, para que cuando aparezca, como una estrella fugaz, sea capaz de retenerlo.

Los sentimientos están por todas partes, por si solos, sin artificios, capaces de deslumbrar hasta en la misma penumbra. Me gusta trabajar con gente para captar su mundo, minimizando el posado artificioso, solamente ayudando a sumergir ligeramente el momento en su luz precisa e intentando acomodarme al entorno.

Vsco Grid

jaime

Fotografía de reportaje

  • Bodas
  • Eventos
  • Espectáculos y conciertos
  • Documentación
  • Localizaciones

Fotografía de estudio

  • Producto
  • Moda
  • Books
  • Retratos
  • Reproducción de obras de arte